Noticia del Korte:

Al filo de la navaja: La preciada obsidiana de México

imagen imagen_portada.jpg

Francisco Garrido, curador del Área de Antropología, nos regala un relato muy interesante sobre una singular colección del MNHN de navajas de obsidiana mexicana.

21/02/2017

Fuente: Museo Nacional de Historia Natural

Los comerciantes aztecas profesionales conocidos como pochtecas viajaban a todos los rincones del imperio con diversos productos de intercambio como sal, metales, cacao, textiles, y obsidiana. Entre uno de sus productos más codiciados y ampliamente utilizados, destacan las filosas y alargadas navajas de obsidiana, las que se utilizaban para cortar y afeitar el cabello, hacer punciones para sangrado ritual y diversos tipos de cirugías. Así, tales navajas de obsidiana eran parte común de los utensilios del hogar en tiempo prehispánicos.

La obsidiana es una roca volcánica dura y quebradiza de color principalmente negro y de textura similar al vidrio. Por sus propiedades de producir filos cortantes, fue un material utilizado por muchos pueblos de la antigüedad, pero en México, su técnica de producción alcanzó una gran perfección técnica llegando a producir las versátiles "navajas prismáticas", desde hace al menos unos 4000-5000 años antes del presente. Incluso hasta el día de hoy se utiliza la obsidiana como bisturí, ya que su filo es más delgado y parejo que el del acero, facilitando la cicatrización de heridas. Si bien es posible producir diversos tipos de piezas con filo a partir de la obsidiana, generar una navaja larga y regular es un trabajo técnicamente complejo que requiere una gran destreza para que resulte a la perfección y evitar que se quiebre en el intento. Y es que es necesario aplicar una fuerte presión en un punto específico de un bloque de obsidiana o "núcleo" previamente preparado, el que se debe apoyar con los pies para ejercer con las más manos una presión certera (en la foto de cabecera de la nota se aprecian navajas prismáticas terminadas).

"Núcleos" o bloques de obsidiana desde donde se extraían las navajas prismáticas (MNHN). Se aprecia el negativo de las extracciones anteriores de forma longitudinal.

"Núcleos" o bloques de obsidiana desde donde se extraían las navajas prismáticas (MNHN). Se aprecia el negativo de las extracciones anteriores de forma longitudinal.

"Núcleos" o bloques de obsidiana desde donde se extraían las navajas prismáticas (MNHN). Se aprecia el negativo de las extracciones anteriores de forma longitudinal.

Entre los usos de las navajas de obsidiana destaca el corte de cabello al ras y la elaboración de diversos peinados según el status social y el grupo de pertenencia identitaria. Estas eran actividades muy comunes en el México antiguo, lo cual demandaba el uso constante de estos artefactos cortantes. Los cronistas españoles hablan de que en grandes mercados como Tatlelolco en la actual ciudad de México, habría especies de casas de barberos, donde personas entrenadas lavaban y afeitaban las cabezas de sus clientes. Incluso en tiempos coloniales, los españoles utilizaron estas navajas para afeitarse comparándolas con sus propios instrumentos de barbero.

En cuanto a los usos rituales de las navajas de obsidiana, los principales tuvieron relación con el autosacrificio de sangre a las divinidades. En textos como la relación de Michoacán se lee: "Dijo Tariacúri: así es la verdad, hermanos. Dad acá este bolsón. Y diéronsele y sacó de allí una navaja para sacrificar las orejas y díjoles: Mirá, llevad esta navaja para sacrificar las orejas. Con esta daba yo de comer al dios del fuego que hace llamas en medio de las casas de los papás... (en Darras 1998:15). La práctica de sacrificar sangre fue común en los distintos estamentos de la sociedad con fines de pedir favores, auspicio en la cacería, prosperidad familiar, etc.

Las navajas de obsidiana se habrían utilizado también en la poderosa arma conocida como macuahuitl, o espada azteca. Esta consistía en un mango de madera largo y plano, el cual poseía en ambos costados una hilera de incrustaciones de navajas de obsidiana que le daban un devastador poder cortante. En caso de que las navajas se quebrasen con el golpe, se podían reemplazar fácilmente y cada guerrero llevaba repuestos si era necesario. Si bien era un arma temible en el combate cuerpo a cuerpo, estas "espadas" no pudieron competir contra el acero español, ya que eran cortas y podían romperse con facilidad ante un choque fuerte. Entre las colecciones extranjeras de nuestro museo destaca un conjunto de estos ancestrales artefactos, los cuales representan el patrimonio de los pueblos del México prehispánico y su destreza tecnológica en la producción de aquellas maravillas de obsidiana.

Prácticas médicas, sangrado ritual y guerreros de élite portando el macuahuitl (Códice Florentino e Historia de las Indias y Nueva España del padre Diego Durán).

Prácticas médicas, sangrado ritual y guerreros de élite portando el macuahuitl (Códice Florentino e Historia de las Indias y Nueva España del padre Diego Durán).

Prácticas médicas, sangrado ritual y guerreros de élite portando el macuahuitl (Códice Florentino e Historia de las Indias y Nueva España del padre Diego Durán).

Referencias

  • Álvarez, Ana, y Gianfranco Cassiano: 2009 Terapéutica a través de la obsidiana. Dimensión Antropológica 45:99-129.
  • Andrews, Bradford: 2012 La habilidad de los artesanos de navajas prismáticas y su relación con la intensidad productiva: un análisis comparativo de datos del periodo clásico en Teotihuacán y del periodo epiclásico en Xochicalco. Cuicuilco 19(54):9-34.

Darras, Veronique

  • 1998 La obsidiana en la Relación de Michoacán y en la realidad arqueológica: del símbolo al uso del uso del símbolo. En, Génesis, Culturas y Espacios en Michoacán. CEMCA, México, pp.61-88.
  • --2005 La tecnología de la navaja prismática, una singular invención mesoamericana. En, Reflexiones sobre la industria lítica. INAH, México, pp.111-134.
imagen imagen_01.jpg

Recursos adicionales

Materias: Antropología - Arqueología
Palabras clave: Francisco Garrido - obsidiana - navajas mexicanas - navajas - Área de Antropología MNHN - MNHN